hábitos-terribles-para-los-dientes

Tres malos hábitos que son terribles para tus dientes

Chupar el pulgar

Cuando proveemos de odontología a los niños, chuparse el dedo es uno de los malos hábitos que cuidamos. A menudo tener un pulgar en la boca hace que los dientes se desplacen a su alrededor. Esto puede llevar a problemas como una mordida abierta, que puede afectar la función de los dientes al comer y hablar y afectar la estética facial. Chuparse el dedo se considera normal hasta los 3 años. Después de ese momento, debe consultar con el dentista o su pediatra

Morderse las uñas

Masticar las uñas es un mal hábito muy común. La proteína que compone las uñas puede ser lo suficientemente blanda para morder, pero en realidad es lo suficientemente dura como para causar desgaste en los dientes con el tiempo. Como resultado, los bordes inferiores de los dientes delanteros empiezan a verse desgarrados o desiguales y se vuelven más vulnerables a las grietas u otros daños. Si tu hábito ya ha causado daños en tus dientes, el dentista puede evaluarlo y repararlo.

Masticar en el hielo

Este puede ser uno de los peores hábitos para su salud dental. Masticar agua congelada no está tan lejos de masticar rocas. El hielo puede desgastar el esmalte de los dientes, haciéndolos más vulnerables al agrietamiento, a las caries y a la sensibilidad al calor y al frío. Si tiene empastes, masticar hielo puede hacerlos más quebradizos y propensos al fracaso. Si sigue teniendo la tentación, considere la posibilidad de no incluir hielo en sus bebidas.

Comparte:

Los comentarios están cerrados.